Soluciones respetuosas con el medioambiente

Soluciones respetuosas con el medioambiente para la reducción de ruido y de polvo

La reducción del polvo y del ruido es cada vez más demandada tanto en las zonas urbanas como en las canteras.

Los municipios imponen requisitos cada vez más estrictos con respecto al cumplimiento de los valores límite. Regulaciones regionales muy diferentes especifican cuán ruidosas pueden ser las obras de construcción en áreas urbanas o cuánta cantidad de polvo puede ser emitida. De esta manera, la población afectada y el medio ambiente, pero también los trabajadores locales, deben ser protegidos.

Soluciones para una reducción efectiva del ruido

La principal causa de ruido en las instalaciones móviles de machaqueo, aparte del proceso de trituración, es el grupo de componentes. La mayoría de las emisiones de ruido son causadas por el flujo de aire, el radiador y la turbulencia del aire en el área del suelo abierto del grupo de componentes.

Reducción de la distancia mínima con la máquina sin protección auditiva hasta un 60 % (a 1800 rpm)

Esto se puede remediar con un paquete opcional que consiste en amortiguadores de ruido ergonómicos montados a la altura del motor para desviar el sonido hacia arriba. Estos se pliegan sobre la instalación para el transporte y, por lo tanto, no influyen en la anchura de transporte. Además, el suelo del grupo abierto estaba insonorizado y cerrado.

Resultado: Reducción del ruido en 6 decibelios (para el oído humano, 3 decibelios son ya una reducción a la mitad de la percepción de ruido)

Soluciones para la retención del polvo efectiva

Tanto en el reciclaje como en el procesamiento de la piedra natural, se genera un nivel relativamente alto de polvo como resultado del proceso. Las principales causas de las emisiones de polvo son los puntos de descarga y transferencia de material, así como la propia unidad de machacado.

La solución es la pulverización de agua en puntos importantes estratégicos como la boca de la machacadora, la cinta de descarga de la machacadora, la cinta de descarga lateral y la unidad de criba de clasificación. Esto retiene la mayor parte del polvo y evita que se propague.

Resultado: reducción del volumen de polvo de hasta el 50 % (dependiendo del material)